Ingenieros adaptan computadoras para chicos con deficiencias cognitivas por desnutrici?n

Noticias Add comments

La mala alimentación deja como secuela un retraso madurativo en numerosos niños. Pero las nuevas tecnologías pueden constituir una herramienta más que importante para paliar esta problemática. En la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), un grupo de profesionales inició un proyecto de extensión con el objetivo de construir un laboratorio para la reparación y puesta a punto de computadoras donadas a establecimientos de educación especial con el fin de adaptar su uso a las necesidades de chicos con capacidades diferentes.

La novedosa experiencia se está llevando adelante en la Escuela de Educación Especial Nº 535, ubicada en 143 entre 65 y 66. Allí asisten 176 alumnos, de los cuales 60 son niños (hasta 3 años). En su gran mayoría se trata de menores con atrasos madurativos por desnutrición, mientras que quince de ellos tienen síndrome de down. Los chicos provienen de familias de nivel socioeconómico bajo. Los padres, casi en su mayoría, son cartoneros, y las madres tienen trabajos informales.

En ese establecimiento los profesionales van a instalar un laboratorio de cómputo con equipamiento informático, que recibió la institución a través de donaciones (hasta ahora son cinco computadoras). Como se trata de equipos que no son de ultima generación, los especialistas van a reacondicionar las máquinas en la Facultad y llevarlas a la escuela.

“Una vez que los chicos empiecen a usarlas vamos a ver las dificultades que aparecen. Entonces, junto con el gabinete psicopedagógico de la escuela vamos a buscar la manera de ayudarlos, ver qué tipos de sistemas informáticos podemos incorporar a las máquinas”, explicó José Antonio Rapallini, profesor del Departamento de Electrotecnia de la Facultad de Ingeniería, en diálogo con Hoy.

El docente, que además es investigador en esa unidad académica, señaló que muchos de los chicos no saben leer ni escribir. Es por eso que la computadora les permitiría tener un incentivo particular para aprender.

Rapanilli coincidió con la profesora Cristina Cordero, que también participa de la iniciativa, en que “las computadoras proporcionan un entorno de enseñanza-aprendizaje con múltiples funcionalidades para las personas con discapacidades o que requieren una atención especial”.

Indicaron que las nuevas tecnologías “facilitan la comunicación, el acceso y procesamiento de la información, el desarrollo cognitivo, la adaptación y autonomía ante el entorno y les brinda posibilidades de realizar actividades laborales”.

Los profesionales van a armar un paquete de software para instalar en las computadoras que resulte atractivo para los chicos, que los motive www jesextender y que puedan interactuar con las maestras. La idea es que las máquinas sirvan como una herramienta para la inclusión social.

Del proyecto de extensión también participan alumnos del Colegio Albert Thomas y el ingeniero Flavio Ferrari, entre otros integrantes del equipo.

Si tenés una compu que no usás, donala
El objetivo de los profesionales de la Facultad de Ingeniería de la UNLP que llevan adelante el proyecto de extensión que se denomina “Laboratorio de Asistencia Técnica para establecimientos de Educación Especial”, es armar un modelo de computadora para chicos con capacidades diferentes no sólo de la Escuela Nº 535, sino también para otras instituciones educativas de enseñanza especial de la región.

Según explicaron a Hoy, el problema es que para ello necesitan más equipos informáticos, ya que los establecimientos educativos especiales no cuentan con recursos económicos suficientes para comprar computadoras.

“Si alguien tiene la posibilidad de donar equipamiento que no sea nuevo, nosotros podemos recibirlo y nos encargamos de ponerlo en condiciones para las escuelas”, expresó el ingeniero José Antonio Rapanilli.

Las personas que estén interesadas en hacer una donación de equipos informáticos que ya no usen en sus casas pueden comunicarse con los profesores de la Facultad de Ingeniería. Para ello pueden escribir al correo electrónico uniteconline@gmail.com

Problemas de desarrollo por falta de comida
“La ley de Educación, cuando se refiere a la Enseñanza Especial dice que al chico con capacidades diferentes hay que incluirlo, no integrarlo. Porque con la integración vos lo seguís considerando un discapacitado. En cambio, en la inclusión lo considerás una persona con necesidades diferentes y, en realidad, todos tenemos necesidades diferentes”, expresó la ingeniera Cristina  Cordero.

La profesional de la UNLP se refirió a la situación de los chicos de la Escuela de Educación Especial Nº 535. “La mayoría tiene un retraso madurativo por problemas de desnutrición, por falta de comida. Y esto es algo que se esconde, porque muestra un estado de nuestro país que no es agradable que lo vea el resto del mundo. Es realmente preocupante. Tenemos chicos que no llegan a un nivel de inteligencia, entre comillas, normal porque no comen bien”, sostuvo la ingeniera.

Cordero también mencionó que como los chicos que asisten a esa escuela son de un nivel socioeconómico bajo, no tienen acceso a juegos como rompecabezas, que son fundamentales para desarrollar la mente en su etapa de crecimiento.

Fuente: Dossier de Prensa de la UNC. Publicado originalmente por Hoy (La Plata), 11/05/2009 

Leave a Reply